Parque Empresarial La Moraleja 28 Avda. de Europa 19, 3A 28108 Madrid, Spain
910 766 835

El almacén, el corazón que da vida a la logística

Desde su introducción en la actividad empresarial, el almacén siempre ha sido un protagonista imprescindible para el desarrollo de los procesos logísticos. Dentro del enorme esquema de procesos que se llevan a cabo en el sector industrial, el almacén se ha convertido en la parte vital, en el centro de las actividades, en el corazón logístico, por decirlo así. Vale destacar, que no podemos hablar de la importancia del almacén en los procesos logísticos, sin entender su concepto.

El almacén dentro del mundo de la logística se refiere más al lugar eficazmente estructurado. Aquí se almacenan diferentes productos, bienes o materiales, por medio de un proceso de recepción, manipulación, conservación, protección y posterior expedición de la mercancía. Por eso, para conseguir la mejor optimización en los procesos de almacenamiento, es necesario establecer una eficiente red logística.

Concepción inicial del almacén

Cuando pensamos en almacén, pensamos que es un lugar donde almacenar y guardar todas esas cosas que no sabemos dónde dejar. Pero en el mundo de la logística, es el alma de todo. En la actualidad el sistema de almacenamiento ha evolucionado hasta convertirse en una actividad que involucra diferentes procesos automatizados y la incorporación de tecnología, favoreciendo claramente el desarrollo de la empresa.

El almacén ha evolucionado hasta llegar a ser grandes centros de distribución controlados eficientemente por procesos logísticos, que incrementan la velocidad de producción, demanda y distribución. Por eso, podemos definirlo como el almacenamiento inteligente. El mercado actual es más exigente, por tanto, necesitamos migrar hacia la evolución de grandes áreas de almacenamiento que nos faciliten la distribución de mercancías de forma adecuada.

Evolución en la industria 4.0

El almacén en la industria 4.0, frase que se ha acuñado gracias al desarrollo de la era digital y el avance de la tecnología en el sector industrial, ha transformado los procesos manuales en complejos mecanismos automatizados, beneficiando así la revolución empresarial, los sistemas de almacenamiento, la eficiencia en la producción y la comercialización de bienes o productos. De hecho, en todo el proceso, se prioriza al cliente y se le coloca en medio de todo el sistema.

Se han unido centros logísticos con la logística de almacén y se ha creado un tándem perfecto entre producción y distribución, gestionando perfectamente las cadenas de suministro.

Beneficios de tener un buen sistema de almacén

Las empresas tienen que asumir el rol de gestionar eficazmente el sistema de almacenamiento y disfrutar de todos los beneficios que aporta tener un buen sistema de almacén. Destacamos los puntos más importantes:

  • Clientes satisfechos. Implementar la gestión de almacén eficiente, contribuirá a satisfacer las necesidades de los clientes y por esta razón, esto se refleja en un mejoramiento de los servicios ofrecidos. Un buen sistema de almacenamiento, favorece la competitividad de nuestra industria o empresa e incrementa las ventas significativamente.
  • Disminución de costes. Un beneficio directo de la gestión del almacén se refleja en el aprovechamiento del espacio. La correcta administración de los productos y su distribución sistemática, reduce los costes, las pérdidas o el deterioro de los bienes almacenados. Este proceso debe ir acompañado de un buen sistema de etiquetado de los productos, que facilite el rastreo de la mercancía y la respuesta oportuna a los clientes.
  • Gestión administrativa eficiente. Las empresas ejecutan un gran número de procesos administrativos y por supuesto, esto representa una inversión de tiempo valioso. Ejecutar un sistema de almacén coordinado, estándar y automatizado, repercutirá favorablemente en la productividad y en el trabajo administrativo que se lleva a cabo.
  • Contribuye a cumplir las normas de calidad. La gestión eficiente del almacén beneficia la calidad de los productos y la correcta aplicación de las normativas que regulan el sector. Toda empresa debe apuntar a altos niveles de calidad de sus procesos o productos, y en esto juega un papel crucial la gestión del almacén en la cadena logística.

En resumen, los beneficios de contar con un buen sistema de almacén inciden directamente en la producción, comercialización, distribución y ganancias de la actividad comercial que se realice, ahorrando tiempo, espacio y costes operacionales.

Related Posts

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Cómo Configurar